Historia del chocolate

LOS ORÍGENES

Al día de hoy no se sabe con certeza cómo descubrieron los antiguos pobladores del continente americano el método para la elaboración del chocolate a partir de las semillas de cacao. Lo que se sabe, gracias a un hallazgo de teobromina (compuesto químico del cacao) en vasijas provenientes del sitio arqueológico San Lorenzo, Veracruz, es que los Olmecas fueron de las primeras civilizaciones en consumir esta bebida.

El consumo de chocolate y la palabra kakaw también están vinculados a los Mayas, ya que en su sistema de escritura se encuentra la única prueba de que existía este vocablo antes de la llegada de los españoles.

EL CACAO, EL CHOCOLATE Y LAS CIVILIZACIONES PREHISPÁNICAS

Aunque al principio el cacao y el chocolate no formaban parte de su sustento básico, la semilla de cacao dio paso a la generación de estructuras sociales fundamentales para aquellas civilizaciones.

Los mayas acostumbraron el consumo de chocolate durante los actos sociales como parte esencial del sistema y de la estructura social, política y económica. En los banquetes era posible recibir obsequios que determinaban la riqueza del anfitrión y el estatus social del invitado. Dar un costal de cacao era el mejor regalo que se pudiera hacer.

En épocas tempranas, el cacao casi siempre se adquiría a través de los tributos que los vasallos y los enemigos sometidos pagaban a su soberano y cuyo monto se expresaba en semillas de cacao. Es así que estas semillas pasaron a ser consideradas una especie de moneda que expresaba el valor de cualquier bien y los pagos de los tributos al soberano podían ser realizados con esta.

LOS MAYAS, EL CACAO Y EL CHOCOLATE

Cuando los Mexicas entraron en contacto con las antiguas ciudades Mayas, adoptaron la cultura del cacao y su bebida: el chocolate. El impulso de los comerciantes y de los conquistadores Nahuas propició la rápida expansión y un creciente entusiasmo por los frutos de estas vainas. El cacao pronto llegó a ser un producto comercial por excelencia, los granos de cacao se convirtieron en una moneda aceptada por todos los gobiernos de América Central y otorgaban a quienes hacían uso de ellos el prestigio de ser considerados banqueros y comerciantes de lujo. El mismo emperador Moctezuma guardaba entre sus tesoros enormes cantidades de cacao y diariamente se hacía presentar a la mesa la bebida servida en grandes copas de oro.

Aun cuando el chocolate era considerado como un producto de lujo cuyo consumo regular no podía sino reservarse a las elites, la presencia de los granos de cacao en los puestos del mercado de Tlatelolco, el más importante de México-Tenochtitlán, demuestra que éste también fue consumido por toda la población, aunque solo fuera en ocasiones especiales.

EL CHOCOLATE DESPUÉS
DE LA CONQUISTA

Antes de la llegada de los españoles, el uso del cacao y el consumo de chocolate eran exclusivos de las civilizaciones prehispánicas. Durante la conquista de México, Cortés observó el uso del cacao por parte de los Aztecas, con el que preparaban una bebida llamada "chocolatl".

El emperador Moctezuma, en 1519, sirvió chocolate a sus huéspedes españoles en grandes copas de oro para que saborearan el manjar de los dioses; sin embargo, la bebida no tenía buen sabor, era más bien de gusto amargo. Intrigados por el uso de los granos de cacao como moneda, los españoles decidieron obtener un beneficio rápido de ellos antes de desarrollar el gusto por el chocolate como bebida.

EL CHOCOLATE COMO
LO CONOCEMOS HOY

Al regreso de los conquistadores a Europa, la preparación del chocolate tuvo cambios importantes. Se le agregó canela, vainilla y finalmente se acostumbró su consumo caliente. La nueva bebida pronto se popularizó entre la aristocracia española y el arte de hacer un buen chocolate se conservó por casi cien años.

Durante el Virreinato el chocolate fue un producto básico, el cual fue recomendado especialmente a los trabajadores antes de realizar un gran esfuerzo físico. Algunos testimonios narran que la población indígena consumía el chocolate siguiendo la antigua costumbre maya, mientras que la población criolla o mestiza prefería el chocolate caliente.

En Francia el chocolate fue un privilegio para la clase aristócrata, hasta que aparecieron las primeras casas expendedoras de chocolate en Gran Bretaña. Años más tarde, la manufactura casera fue cambiada por las primeras prensas para hacer la extracción de la grasa del cacao, implementación que dio pie a que la preparación del chocolate tuviera una mejor consistencia y un sabor y aroma característicos y estables.

Durante el siglo XIX, en Suiza se empezó a agregar leche al proceso de fabricación del chocolate, mientras que en otros lados la pasta azucarada se comenzó a utilizar en la pastelería de la época.

Durante la segunda Guerra Mundial, el gobierno de los Estados Unidos reconoció que el chocolate jugó un papel muy importante dentro del Ejército de las Fuerzas Aliadas; éste sirvió como alimento, pero también como animador para los soldados.

Es así, que el chocolate como lo conocemos hoy, es el resultado de un largo proceso industrial que a través de los años se fue modificando hasta llegar a lo que hoy en día conocemos como Chocolate.

Hershey's Chocolate México Hershey's Chocolate